ICO: INGENIERÍA DE CURSOS ONLINE

image

Aarón Benítez Abril 2021

Actualmente para promocionar, vender, crear y dar servicio al cliente en mis diferentes cursos digitales, utilizamos Getrevue, Facebook, Twitter, Linkedin, Youtube, Instagram, Namecheap, Canva, Notion, Super so, Typeform, Stripe, Mailchimp, Zapier, G-Suite, Vimeo, Facebook, Zoom y Google Ads. Esto nos permite generar comunidad, mantener los sitios web, insertar scripts, estilos, conseguir los dominios correctos, registrar a los clientes, tener una buena base de datos, procesar los pagos, conectar diversas plataformas, enviar mensajes automatizados, facturar, dar acceso a grupos y lecciones entre muchas otras partes del proceso.

Mucha gente ya descubrió la octava maravilla del mundo: que para insertar nuevas habilidades e ideas en su sistema operativo personal no necesitan asistir a escuelas burocráticas con maestros apáticos que dictan lecciones aburridas. La gente que está despertando ha entendido que ahora se trata de pertenecer a una comunidad liderada por expertos entusiasmados que van a compartir de forma sexy las notas de todo aquello que les ha tomado sangre, sudor y lágrimas dominar. Y que aprobar exámenes por aprobar exámenes no es el punto, sino crear una red personal y profesional poderosa a la que puedan recurrir cuando estén intentando implementar lo que abordaron en sus videoclases y ciberconversaciones.

Si eres experto en algo, considera que tienes una especie de deuda moral con la sociedad para regresar algo del valor que has recolectado en tu área explicando de manera agradable a los que vienen detrás de ti.

Comienza por compartir a diario micro-lecciones, ideas acotadas de lo que sabes hacer. Sin pena. Deja de preocuparte sobre si se van a burlar o te van a criticar. Te juro y firmo con sangre que la gente que se burla y critica es tonta. Punto. Y no han hecho absolutamente nada. Punto. Y el hecho de que tú te atrevas a exponer tu cerebro, visión, voz y persona ofende palpablemente eso que no se animan a ejecutar por su cuenta. Y como no tienen la capacidad emocional de criticarse con dureza, mejor apuntan su fuego de proyección psicológica hacia ti.

Así que sí: algún colega se va a burlar y algún ex-compañero de la universidad te va a criticar, pero no importan en lo absoluto. No es como que estabas contando con que fueran a comprar alguno de tus próximos cursos digitales, así que deja de cargar en tus hombros con personas irrelevantes.

Este peso emocional es el factor número uno por el cual muchos expertos no explican abiertamente sus temas en la bella y amplia internet. Si logras hacer el asunto a un lado, quienes llevamos rato en esta costa de las oportunidades geniales te vamos a recibir con abrazos y sonrisas.

Haz transmisiones en vivo. En el principio sólo tu mamá y algún despistado se conectarán. Tu imparte cátedra y toma sus preguntas como si estuvieras ante una audiencia de trescientas cuarenta y tres estudiantes pagados. Escribe notas diarias en tu blog y en todas las redes sociales que te lo permitan sobre esas cosas que para ti son obvias porque llevas quince años en ese campo pero que a los demás nos van a volar la cabeza.

Haz un temario que te haría babear de emoción si pudieses regresar el tiempo y encontrarlo para avanzar más fácil y rápido en tu entendimiento de lo que te tomó años comprender.

Luego desarrolla cada tema de forma abierta: en todas las plataformas posibles. Responde preguntas. Entrevista a otros expertos. Deja que te entrevisten. Entra a foros y participa. Haz grupos sobre tu tema y deja que llegue la gente. No les vendas nada hasta que hayas desarrollado el músculo de agregar valor desmedido a diario y tener decenas de likes por tus explicaciones y respuestas.

Comparte sin miedo las cosas más específicas que puedas. Es mentalidad de pobreza querer mantener tus secretos sólo para ti. Di marcas, autores, recursos que utilizas para que otros se beneficien y los exploren.

Deja de pensar en modo temeroso y limitante tercermundista de que te van a robar las ideas. Nadie podrá robar tu ejecución. Esto es lo más importante. Además, si alguien toma tu idea y la ejecuta mejor, la verdad es que es tan sólo justo que eso pase. Imagina que Dios me hubiese asignado la idea de lo que hizo Google: habría sido un desperdicio porque mi ejecución habría sido nefasta, por decir lo menos. Qué bueno que apunto hacia Larry y Sergei.

Paga cursos de los coaches, gurús, influencers que estén haciendo cosas interesantes aunque no estén dentro de tu área profesional directa de interés. Ve qué plataformas utilizan, qué ritmo llevan, qué les funciona, qué te encanta, qué no. Observa si al final del workshop o evento que te hayan vendido te has quedado con una comunidad fuerte que te va a seguir impulsando o solamente te vas a llevar notas que olvidarás en un par de semanas.

Llevo años dando cursos presenciales y haciendo cosas en línea. Sé de lo que te hablo cuando este mundo del e-learning se está convirtiendo en algo cada vez más genial, más sexy, más poderoso. Hoy vendo cursos como www.hackearlavida.com y entro a una dinámica ganar-ganar-ganar.

Ganan mis estudiantes porque impulsan su desarrollo personal y profesional con hacks que me ha tomado una década comprender, implementar y dominar. Gano yo porque capitalizo en lo que he ejecutado en mi hogar, oficina y emprendimiento a lo largo de los años. Y gana el mundo porque mi comunidad y yo nos enfrascamos en conversar y crear en áreas que mueven positivamente al mundo en lugar de estarnos burlando de los demás, criticando por frustración contenida o debatiendo tonterías que nos hacen sentir bien cuando tenemos la razón pero que nunca nos empujan a los objetivos que valen la pena.

Ganar-ganar-ganar. Busca eso.

Estoy pensando en compartir las pasos exactos que nos han servido a mi equipo y a mí para esto de crear, vender, promocionar y dar servicio a clientes en mis cursos digitales. Dado que son muchos procesos y muchos sistemas involucrados, mi mente no puede evitar ver el asunto como una ingeniería. Me inclino por el nombre de ICO: Ingeniería de Cursos Online, aunque también podría ser TACO: Taller de Cursos Online. O algo más mamón como 2EAD: Experiencia E-learning de Alto Desempeño. No sé. I'm just thinking out loud.

Recuerda que los alumnos-clientes no están buscando al experto mundial en cierto tema sino al guía entusiasma, agradable, conocedor y con seguridad que los ayude con energía y visión para avanzar en los objetivos que tienen en común.

Y ese puedes ser tú.

Además que mil, dos mil, cinco mil dólares adicionales al mes no te caerían nada mal.

Ten en cuenta que meterse a esto implica hacerlo con seriedad. Si quieres capitalizar en cursos en línea viendo todo a la distancia y leyendo solamente algunos blogs, el asunto no va a funcionar. Si quieres progresar "poquito a poquito" o "ahí cuando puedas en tus ratos libres" te estás engañando. Lo que no tomes en serio, jamás te tomará en serio.

Aquello que te pueda dar oportunidades personales y profesionales geniales, métete a eso como todo un pro. Estudia el asunto. Investiga. Experimenta. Ejecuta. Empújate.

Haz tus cursos.

Y avísanos con entusiasmo. ◆

image

Aarón Benítez es co-fundador de VERSE Technology y autor de libros para #hackearlavida y ser PADs, Personas de Alto Desempeño | @aaronbenitez_