Desarrollo Profesional

POWERPOINTINITIS

Pocas palabras. Gran diseño. Excelente historia. Entonación. Estudia teatro. Sé un personaje interesante al frente. Sé simple y elegante.
Pinterest LinkedIn Tumblr

Muchos profesionales no saben presentar sus ideas.

Recitan con cero entusiasmo como niños de escuela primaria 😴

Leen la información que están mostrando en las diapositivas 🤦‍♂️

Vamos a cambiar esto: lo primero es que no hagas cosas así, no le sirven a nadie:

Esa fue una diapositiva real, presentada en una importante reunión militar para la estrategia de USA en Afganistán. Uno de los generales se burló diciendo que ganarían la guerra el día que pudieran entenderla. Parece que nunca lograron descifrarla, por eso perdieron… 

Como regla general, te aconsejo que si lo vas a decir en voz alta, no lo escribas en tu diapositiva. Abandona ese mal hábito de usar PowerPoint para todo. Los pros usan diapositivas, pero podrían explicar de manera genial sin ellas también. Sé así. 

Aquí tienes un ejemplo fantástico de una presentación sin diapositivas:

Y aquí otra:

No estoy diciendo que está mal usar PowerPoint, pero hazlo de manera ganadora, para enfatizar tu idea, para mantener a la audiencia centrada en el tema. En mi caso, me fascina usarlas solamente para anunciar el concepto y desarrollarlo de forma oral.

Como estudiantes, aprendimos supuestamente a hacer presentaciones. Realmente lo único que hacíamos era copiar y pegar información. Luego leíamos íntegramente cada diapositiva. No lleves esta ejecución de bajo desempeño a tu vida profesional.

El novato pasa más tiempo diseñando sus diapositivas que diseñando cómo agregar valor desmedido a su audiencia a través del mensaje que le toca dar. No sé tú, pero he visto miles y miles de diapositivas y ninguna de ellas me ha cambiado la vida. No importan mucho en realidad.

PowerPointinitis es fingir que hiciste algo de valor porque pusiste mucha información en las diapositivas y los participantes fingen que las leen y que les interesa. No sufras esto ni lo promuevas.

Si te invitan a presentar algo, infórmate bien de los detalles. No hay nada más frustrante que desvelarte haciendo cien diapositivas preciosas en un tamaño que no es óptimo para el proyector/pantalla del evento. Por cierto, duerme bien antes de un evento.

Cuando te toque presentar, imagina que estás del otro lado, como oyente. ¿Qué sería lo más poderoso y activable que podrías recibir del presentador? Defínelo y entrega eso a la audiencia.

Este es un buen recurso para que hagas buenas diapositivas (cuando sea necesario):

Si tienes cien personas en tu audiencia y pasas cincuenta minutos leyendo de forma aburrida información de tus diapositivas que podrías haber enviado por e-mail, desperdiciaste 5000 minutos en total que podrían haberse puesto a mejor uso.

Pocas palabras. Gran diseño. Excelente historia. Entonación. Estudia teatro. Sé un personaje interesante al frente. Sé simple y elegante.

Ecuanimidad. Enfoque. Largo plazo.

Sé audaz. Y selo ahora.

—A.

Te veo en nivelPAD.

Write A Comment